¿Hacer o no hacer un MBA?

El año finaliza exactamento como lo hizo el año pasado, lo cual para mi ya es un signo fantástico. Este 2012 ha estado marcado por llegar a las cotas de trabajo más exigentes de mi vida, dada su responsabilidad. Como siempre, tanto esfuerzo siempre tiene una recompensa y a nivel personal y en un mercado tan exigente como es Brasil, me ha supuesto evolucionar y alcanzar cotas de madurez muy sólidas, sobre todo para coger perspectiva en análisis y capacidad de visión. A este respecto he reflexionado mucho este año, así que tengo que relacionar este post con lo que supone como persona ¿hacer o no hacer un MBA?

La evolución y cotas de madurez siempre he creído que te las daba un Top MBA, pero dependiendo del nivel de exigencia profesional desarrollado y de las vivencias, es posible llegar a alcanzarlas de otro modo, eso sí más tarde, de modo más sesgado, no tan completo y sufriendo de otra manera a través del método «learning by doing» en vez del «business case». Desde mi primera experiencia emprendedora y mi trabajo en Escandinavia soy un enamorado del método «learning by doing», método poco tolerado en España, porque el marco para este método requiere de altas cotas de delegación en el profesional y en España si eres jóven, no existe.

Creo que la evolución personal va íntimamente ligada a la profesional y que existen 3 caminos para ir evolucionando profesionalmente: el de la carrera profesional por cuenta ajena, el del emprendedor y el de hacer un MBA. Teóricamente la evolución más completa sería la que combina los 3 caminos, alcanzando el mayor grado de complejidad cognitiva, esto es, aumentando nuestra capacidad de percepción y respuesta a las diferentes variables que se nos van presentando. Esta característica es para mi  el «core» de cualquier Top Manager, intelectual, emprendedor, de cualquier profesional de éxito y puedo añadir que todo el mundo no la tiene igual de desarrollada o de acusada. Y o se aprende en una Top Business School (ésta no se adquiere automáticamente por hacer un MBA) o es fruto de la experiencia previa, que tiene que ser muy heterogénea, cosmopolita y hostil, repito hostil, para llegar al grado de profundización de un programa Top MBA. Si no sufrimos en algún momento en nuestro trabajo no la adquiriremos. Esa es una habilidad, que me faltaba, ya que como jurista, después de hacer un prestigioso Master en Abogacía Internacional e incluso después de estudiar en Deusto un Posgrado en Comercio Internacional, mi proceso de complejidad cognitiva comenzaba por el final en vez de por el comienzo, es decir, siempre me centraba en el análisis del resultado en vez de hacer crecer la idea. Por eso en un momento de mi carrera me planteé el cursar un MBA. Creo que nos pasa a muchos a lo largo de nuestra vidas.

El Top MBA te prepara para conectar cosas que te parecían desconectadas, es un turbo de aprendizaje cognitivo. Es tan sencillo como decir que mi amigo después de ir a UCLA ve sucesos que antes no veía y relaciona cosas que antes no tenían sentido para él. Que lea «The Economist» no es fruto del MBA, eso lo puede hacer cualquier, su visión cuando la lee es el fruto de la nueva dimensión de oportunidad que le generó UCLA, que hace que haya congeniado en el análisis del mundo, que esta prestigiosa publicación hace y cuyo máximo aprovechamiento no está al alcance de cualquiera, porque no basta sólo con leerla.

Influenciado por la experiencia de mi amigo empecé a preparar el GMAT y estuve de «prospect student» en UCLA, USC y Pepperdine.  Recuerdo que en la sesión de USC, era el único europeo, estuve a punto de levantarme e irme, porque todos los americanos sabían a conciencia por qué querían cursar el MBA y a qué sector super mega específico les iba a llevar el programa. Si quieres acceder a una prestigiosa Universidad Norteamericana esto es algo que debes llevar bien interiorizado. Para mi ese fue uno de los detonantes que me llevó a plantearme si verdaderamente quería hacer un MBA.

Mis consejos en la elección de un MBA son:

plantearse para qué queremos cursarlo. ¿Qué es lo que nos pide el cuerpo? Si yo hubiese llegado al nivel de introspección que he alcanzado, hubiese llegado a la conclusión de que mi experiencia vital no lo necesitaba. ¿Por qué? Porque había trabajado en 4 países diferentes, en experiencias heterogéneas y lo que necesitaba era un cambio en el rumbo de mi evolución profesional. Era el rumbo hacia esa parte de mi que no afloraba, por ciertos temores, hasta que me lancé de lleno al camino emprendedor, que ya había probado muy jóven.  Mi evolución profesional de Multinacional (DSG International), generalista, necesitaba complementarse con el camino emprendedor y no de MBA. Hasta puedo afirmar  que si en vez de estos 3 años de experiencia en Brasil hubiese escogido el MBA, no hubiese evolucionado tanto. Brasil me está generando nuevas dimensiones de oportunidad y el MBA, por mi experiencia previa como persona y profesional, aunque super interesante, no llegaba a tiempo, ya lo había superado.

entender porque los programas piden una experiencia previa laboral. Si no has trabajado o solo has hecho unas prácticas el grado de aprovechamiento no será tan grande. Recuerda que con el pastón que vas a invertir en un programa MBA no compras un puesto de trabajo, compras un viaje-experiencia a una nueva dimensión como persona.

la edad, ni con 23 ni con 35, la edad perfecta son 28-32años. Si has conseguido trabajar unos años el programa está diseñado para esa fase de edad.

– MBA sí pero TOP MBA, importa la Escuela que lo imparta.

en el extranjero, los impactos cognitivos no acaban en clase, sales de la Universisdad y el país no dejará tu cerebro ocioso, es un complemento al MBA casi tan completo como las aulas.

la ciudad sede del MBA es casi más importante que el enfoque del Programa MBA que quieras hacer. Salvo que tu pasión sea el Marketing y tengas que ir a Kellog o Wharton, sí o sí, no te obsesiones con el enfoque del programa. Si la Universidad es de las más prestigiosas eso es suficiente.

EEUU en inglés (allí tu inglés mejorará rápidamente, no en Paris, Zürich o Madrid)

Así pues, responder con criterio a la pregunta ¿hacer o no hacer un MBA? no es fácil y como cada persona vive y crece a ritmos diferentes la respuesta no puede ser absoluta y depende del momento de vida y experiencia de cada uno.

¡Feliz 2013 a todos!

8 comentarios sobre “¿Hacer o no hacer un MBA?”

  1. Considero que hacer un mba es imprescindible hoy en día. Actualizar e incrementar los conocimientos es fundamental a la hora de mantener la competitividad en el área empresarial.

    1. Hay personas que junto a un líder o por su trabajo pueden desarrollar competencias tan importantes como las que da un MBA. Por eso planteo que puede
      haber personas que en esos casos comentados no necesiten cursar el MBA:

  2. El dueño de una empresa en la que trabaje , no tenia casi estudios pero muchos de sus empleados teniamos carreras de grado, post grado y MBA, pero ninguno logro (hasta ahora) construir una gran empresa casi con nada como el . Sin embargo el conocimiento es fundamental cuanto mas mejor, nos hace libres y mas felices al adquirir conciencia !!! pero…. hay que saber como pensar, un camino para ello es conocer los distintos tipos de Falacias y las tecnicas del pensamiento critico.

    Muuuuchas gracias por tu aportes !!!

    1. Francisco,
      gran ejemplo el que escribes, ese jefe que tuviste era muy inteligente al rodearse de profesionales con conocimiento. ¡Qué razón tienes, hay que saber cómo pensar!
      ¿Deduzco que ahora te has lanzado a crear tu propia empresa?
      Saludos desde Brasil.

  3. Muy interesante, gracias! De acuerdo contigo en casi todo, pero también creo que hay algunas ventajas de estudiar un MBA en España en vez de en el extranjero; si tu intención es trabajar después en España, podría ser útil a la hora de networking.

    1. Hola Max,
      me alegra que te haya podido aportar algo en ese dilema existencial sobre hacer o no el MBA.
      Para mi el precio altísimo de vivir fuera y la voluntad de aspirar a un trabajo mejor, pero en nuestro país,
      condiciona el prisma sobre el que analizar si debemos hacer el MBA aquí o fuera.
      Como digo, cada persona vive y crece a ritmos diferentes la respuesta no puede ser absoluta y depende del momento de vida y experiencia de cada uno.

      Saludos,
      Juanse

  4. Hola Juanse:

    Me parecen muy acertados tus consejos! Lo que no se es sí tienes razón en eso de la edad. Tu harías ahora un mba a tus ańos o consideras que ya es tarde? En la Bella Easo tenéis algún mba bueno? Ánimo tío.

    1. Hola Antón,
      aunque muy tarde, agradezco tu comentario y te respondo. Yo a mis años ya considero que es tarde, pero también te digo que me refiero al MBA de inmersión completa. Soy partidario de la formación siempre que se pueda y para ese programa me consideraría mayor, pero para un MBA executive estaría abierto claro. Deusto Business School en su campo de San Sebastián tiene un reputado MBA. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *