Cruceros llegando a San Sebastián

Hoy me he despertado leyendo que el aeropuerto de San Sebastián incrementaba su tráfico un 15% en comparación a Julio de 2011. Ahora me voy a dormir conociendo que los primeros cruceros llegan a la Bella Easo.

Viviendo en Brasil y trabajando todo el día con el marketing para cursos y franquias me he planteado muchas veces la cuestión de los cruceros. Cada vez que acudo a Rio de Janeiro, que está llamada a convertirse en la gran transformación urbanística del hemisferio sur, intento preguntar sobre sus proyectos, los Juegos Olímpicos, sin duda, pero va a ser su puerto el que va a transformar la ciudad. No entro en el proyecto de puerto en sí, sino cómo los cruceros que empezarán a llegar después de los Juegos, van a hacer de Rio la ciudad de los cruceros por excelencia. El ejemplo lo tenemos en Barcelona y Sydney. Bien, Donostia/San Sebastián no va a albergar nunca unos Juegos, ni va a atraer tantos cruceros como estos hubs del turismo mundial, pero lo tiene todo para hacerse un hueco en este mercado y comenzar a aparecer en los circuitos de viajes culturales.

Donostia siempre ha hecho gala de ciudad turística por excelencia, pero en los últimos 20 años la ciudad ha avanzado poco en modernizarse y ciudades como Bilbao y la propia Valencia han pasado de ser grandes urbes económicas sin interés aa hacerse un nombre como ciudad turística.  Todo esto gracias al derroche en equipamientos culturales y faraónicas obras arquitéctonicas que han atraido a vuelos de bajo coste, grandes boutiques, modernos restaurantes y hoteles chic. Nosotros hemos hecho poco para avanzar y eso se nota, sobre todo para los que vivimos fuera y llegamos y vemos que “todo sigue igual”. Los turistas siguen llegando como antaño a una Estación de Tren, obsoleta, a un aeropuerto que no tiene vuelos porque no hay voluntad política de ampliar vuelos y a una estación de autobuses de bus urbano.  ¿Y la llegada por mar en una ciudad marítima?

Pues casi nadie se lo plantea. El turismo está garantizado, porque el entorno natural de la ciudad merece una visita, pero la ciudad podría abrir un amplio debate sobre los cruceros. El creciente sector de los cruceros es un nicho a explotar. Si no ampliamos el puerto no llegarán grandes barcos, no ya trasatlánticos, pero si no nos lanzamos de lleno en esta aventura nunca apareceremos en el creciente mapa de los destinos de crucero. Los cruceros se están poniendo cada vez más de moda, porque permiten cambiar de ciudad facilmente, viviendo una experiencia auténtica cada vez que el barco deja el puerto. Para nuestra ciudad es un turismo perfecto, porque hay que reconocer que la ciudad no puede retener a un turista más de 2 días dentro de la ciudad.

Espero que en el curso de estos próximos años sea uno de los ejes cuando hablemos de turismo y que con nuevo puerto, un puerto deportivo en condiciones, hoteles con encanto, Chillida Leku nuevamente abierto, la Plaza de Toros funcionando (aunque soy antitaurino) la Pasarela de Monpás, grandes conciertos, nuevas tiendas, las “clásicas” sin cerrar etc etc hagan que turistas de todo el mundo puedan entrar en barco a visitarnos, porque la Perla del Oceano así lo merece.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *